Un día de estos voy y me muero.

y aquí no ha pasado nada.

Me estoy planteando seriamente el viajar a un pueblo perdido español. Como el que rodó Buñuel en sus tiempos mozos. Ir a Las Hurdes y dedicarme a tirar cabras por terraplenes o tirarme yo, ya que estamos. Cocinar fabada y ordeñar vacas. Creo que haría mucho más en un puto pueblo que en la fauna y flora madrileña. Me acompañaría Silvia, ella cree en Dios así que siempre puede rezar por mí. Yo cuidaría los animales y ella se ocuparía de la mata de tomates y las fresas. Fumaríamos piel de plátano con marihuana, veríamos el atardecer tiradas en la montaña y nos meteríamos en la cama escuchando Rose of cimarron.

Yo aprendería a tocar el banjo, ella a hacer abriguitos para los cerdos. Viviríamos con dos perros enormes llamados Rosa y Azucena, para gritar versos de Garcilaso viniendo a cuento.

Pero intercambiamos esta idea y finalmente desistimos, nos puede más la incontinencia vital y el ver cómo se cambian los papeles en apenas una semana. Unas Thelma y Louis contemporáneas que nunca mueren.

Alzo mi redbull por ti, algún día la suerte estará de nuestro lado y, para entonces, nos estaremos yendo de Londres.

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Vídeo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un día de estos voy y me muero.

  1. Sivirato. dijo:

    Eres increible.
    Me gusta lo de hacerles abriguitos a los cerdos, parece divertido ;)

  2. Ed Sierra dijo:

    Yo también quiero ir a tirarme a las cabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s