XIV “Y no sentir miedo al verle los colmillos a Pandora”

Es como cuando en una de esas películas americanas la chica guapa manda a tomar por culo al feo del instituto. Luego se terminan liando pero el feo se convierte en pagafantas. Eso, por supuesto, no sale. Menudo show y qué poca gracia. El feo hace surcos con sus zapatos nuevos en el barro de la entrada del gimnasio, la chica guapa baila, el capitán del equipo rompe muros con su polla y en la barra sólo ponen granizado de fresa, o ponche, o líquido rojo. El feo no será el más chulo pero al menos folla con empeño. La chica guapa no lo sabe así que sigue bailando canciones horteras. Todas estas acciones se recrean en un bar o en la discoteca más moderna. El canon marcado, las reglas impuestas, en un lado de la barra estoy yo y al otro lado una realidad que ni está ni se diluye. Los hielos hacen ruido dentro del vaso y suena Dylan y me acuerdo de cuando no me dejaba las cosas por el camino. Eso sigue creciendo, es lo único constante. El padre, como dije, estuvo en la ciudad, pero no me hizo ni puto caso. Soy el feo del baile de primavera y estoy despistada.

Asiento y asumo toda esta película que pasa delante de mí. En general nada tiene delicadeza. He dejado de sentir los temblores que en otro tiempo me recorrían la espina dorsal, esos que terminaban cansándome y tirándome al suelo. Después de la calma viene la tormenta y viceversa. Cuando se ha tocado fondo no quedan más cojones que ir hacia arriba, con el humo de los cigarros.

El feo de la película pataleaba y gritaba, ahora sólo espera. Sin saber muy bien qué pero no dejará de esperar hasta que algún movimiento vital le haga sentir que toda aquella mierda valió la pena o que no fue para tanto. Ha apagado todos los teléfonos y se acurruca contra él mismo tumbado en la cama. Suena y siempre sonará lover, you should have come over.

Anuncios

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en 32 ; Rocamadour. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a XIV “Y no sentir miedo al verle los colmillos a Pandora”

  1. Yago Arenas. dijo:

    “Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo”.

    Eso lo dice nuestro amigo Julio Cortázar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s