No me gusta.

No me gusta cuando te llamo y comunica.
No me gustan la miel ni el chocolate negro.
No me gusta la sensación de despertarme y no saber dónde estoy.
No me gustan los guapos, ni los musculados.
No me gustan los que no dudan, los que alardean, los que beben vodka.
No me gusta la gente que no bebe.
No me gusta mirarme en el espejo y observar que crezco.
No me gustan los consejos que dan los que no me conocen.
No me gustan las personas que quieren estar siempre por encima.
No me gustan los refranes, las frases hechas y los mandamientos.
No me gusta el calor, no me gusta el frío.
No me gusta follar y no correrme.
No me gusta perderme en Madrid.
No me gusta el olor a coche nuevo.
No me gusta que otras personas usen mi colonia.
No me gusta la gente que grita.
No me gusta hacer una lista de las cosas que no me gustan.
No me gusta la gente que, en medio de una conversación, repite lo que acabas de decir.
No me gusta la gente que asiente con la cabeza cuando les hablas.
No me gusta Esperanza Aguirre.
No me gusta la gente que se ríe de problemas que otros no han elegido.
No me gusta tener sueño.
No me gusta la amabilidad excesiva ni que me traten de usted.
No me gustan los cantautores que piden que bajes la voz en sus conciertos.
No me gusta ir embalada y haciendo el tonto y que me pidan que me tranquilice.
No me gusta que se piense por mí.
No me gustan los extremos.
No me gustan Lucía Etxebarria ni Pérez-Reverte.
No me gustan los tíos que creen que vas a tirártelos sólo por ser simpática.
No me gusta que me pidan tabaco.
No me gustan los aplausos.
No me gustan los conciertos de menos de una hora.
No me gustan las personas que se meten con otra sólo por hacer piña.
No me gusta la pena de muerte.
No me gustan los cotilleos.
No me gusta que cierren mis bares favoritos.

No me gusta llamarte y que me digas que para subir a tu piso hay ochenta escaleras, tantas como lunares tengo entre brazos y espalda.

Pero comulgo con ello.

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Prosa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No me gusta.

  1. J. dijo:

    Ya, claro, como quien comulga con ruedas de molino porque qué le vas a hacer. Postdata: los que no beben tienen algo que hace desconfiar, sí.

    • ¿Algo? Todo. En España debería estar prohibido, junto con ver las películas de los domingos por la tarde, el tema este de los abstemios. Que miedito.

      Me alegro de que hayas llegado bien a casa.

  2. A mi no me gusta ni la primera ni la última rebanada del pan bimbo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s