Turista del carrer.

Lo cierto es que siempre he pensado que los espacios grandes sólo sirven para acumular polvo así que prefiero las camas y las casas y los libros nunca demasiado grandes siempre a ser posible con facilidad de ser sujetos por mis manos o visibles de un solo golpe

por ejemplo yo nací en un hospital enorme aquí en Madrid y allí todo era muy grande al menos a mis ojos y todas las veces que volvía pensaba “aquí respiré yo por primera vez” y mi madre me miraba y como siempre me sacaba de la ensoñación terrible que es mi vida

y puedo asegurar que ese lugar por muy grande que fuera albergaba gente muy pequeña y se mezclaban post operatorios con delirios de grandeza y las personas se acumulaban hasta en las escaleras así que decidí no volver nunca a un hospital sobre todo por el olor sí sobre todo por el olor

pero luego volví no por mí sino por mi abuela y lo pasaba mal porque me agobiaba respirar allí dentro y la verdad nunca he sido hipocondriaca pero el sonido de las ruedas de las camillas y la poca luz que entraba en las habitaciones terminaba volviéndome loca

así que le hice un dibujo a mi abuela quizá deba anotar que esto a mi edad no lo haría pero con diez años si dibujaba era por escaquearme además de la realidad de cuestiones de orden práctico

y desde entonces no he pisado un hospital exceptuando quizá el problema que tuvo mi madre con sus rodillas pero eso pasó hace años y ni siquiera entré más bien me quedé con Hermano en la puerta comprando flores y diciendo tonterías

al año mi madre estaba bailando canciones de Grease en las fiestas de mi pueblo y yo miraba a los viejos y me preguntaba si ellos irían mucho al hospital después me decía que mejor no porque en general me caen bien todos y después pensaba que quizá me caigan bien porque no les conozco

y ahora pienso que cualquiera que lea esto pensará que voy drogada y lo cierto es que no lo único que hago es escuchar música como una posesa para variar y recuerdo que los hospitales no me gustan y que se me ha enfriado el café y que como casi todas las noches a esta hora empiezo a quedarme sin tabaco

canto en catalán fumo en americano escribo sobre un teclado de marca americana fabricado en China sí probablemente China y me pregunto en qué idioma hablas para poder enseñarte a pedir perdón o dar las gracias

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Foto-texto, Prosa. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Turista del carrer.

  1. Marinus dijo:

    Horror de (h)olor de hospitales,
    “diga’m com se diu un raig de sol, una platja deserta, el vent vora el mar, diga’m com se diu t’estimo molt, com se diu ho sento, però hauria de marxar…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s