∂.6

Siempre me miraba a los ojos como queriendo decir algo, entreabría la boca y con ese gesto entre el susto y el inicio a la locura se perdía en otro silencio.
Yo fumaba y buscaba alguna razón por la que seguir, bien o mal pero seguir. Un rastro de buen humor por ahí que me indicara el camino, la posición correcta antes de dormir. Pero ocurre que cuando buscas no encuentras nada. Esperas al fin de semana con la vaga sensación de que algo ocurrirá pero el domingo vuelve a estar muerto y confundes fiebre y borrachera. La primavera es una estación maldita para el corazón y los cristales.

En un viaje conocí a una niña que no paraba de repetir “estoy esperando a que un tanque me pase por encima“.
Y lo decía muy seria, confiaba de verdad en que un tanque pasara por aquella cala en mitad del mediterráneo. Lo que no sabía era que al crecer conocería a ese tal tanque, que en vez de hierro estaría fabricado con horas y que pesaría lo que pesa un día entero. Además la aplastaría muy lentamente. Las niñas con vestidos de flores sentadas en las rocas no saben que su espera a veces termina.

Hay una botella de whisky rodando por el maletero del coche. El sonido que hace se mezcla con The dudley corporation. He echado el asiento para atrás y tengo apoyadas las piernas sobre el salpicadero. No sé cuántas veces hemos follado aquí, pienso.

-No sé cuántas veces hemos follado aquí.
-Tampoco sabes cuántas quedan.

Nos reímos. Ni siquiera importa. Ahora que se está riendo le brilla más el pelo. Miro al horizonte y se me cruza una imagen de anoche por la cabeza, mi ex saliendo de una discoteca balbuceando palabras en inglés. Igual hubo un tiempo mejor, probablemente lo hubiera, pero ahora no quiero recordarlo.

Cada mañana bajo las escaleras de dos en dos y al salir del portal siento que estoy luchando. Y no sé si la lucha es peor o mejor cuando no sabes contra qué ni contra quién va dirigida. El buen humor no viene, la primavera continúa, el insomnio persiste y apago otro cigarro.

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Foto-texto, Prosa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ∂.6

  1. Marinus dijo:

    “Pero ocurre que cuando buscas no encuentras nada. ”
    “La primavera es una estación maldita para el corazón y los cristales.”
    me quedo con esto, sobretodo con la primera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s