Nos estamos comiendo a Dizzespie y Zigdust a base de tragar vino [nuevas asquerosidades, antiguas mierdas]

Alguien se ha inventando una cosa que se llama amor y amenaza con volvernos locos. En la esquina derecha del living suena Dizzy Gillespie y no he sentido más amor en mi vida. Me estás mirando y llevo puestos tus ojos como si fuera un complemento, me has dado la mano y somos apéndices el uno del otro. Acabas de derramar todo el vino por la mesa y nos hemos reído como los comensales de la primera escena de Una noche en la ópera. Me has besado y he dibujado con mi lengua en tu lengua un ocho tumbado, sin que te dieras cuenta.

He dado la vuelta a tus fotos de comunión. He desperdigado mis pies por todo tu pasillo. Estoy mirándote desde la lámpara de techo y acaban de llamar a la puerta. Es el amor y amenaza con volvernos locos. Cierras de un portazo y bailas mientras pegas tu ojo derecho a la mirilla. Mirarte es un acto poético y me vas a convertir en poeta.

Crees que todo el mundo quiere matarte pero eres tú quien se mata poco a poco. Estaba escribiendo esto y he abierto la ventana. Ahora el olor del cuarto se mezcla con el olor de la calle y observo que llevo dos días aquí sentada, escribiendo, sin hacer nada más que pasar fiebre, escribir, leer y masturbarme.

Te escribo porque leerte entre mis líneas es como resucitarte. Porque te mueres poco a poco y sólo quieres arder. Te camino el brazo con los dedos índice y corazón de mi mano derecha. Sonríes y guardas las balas que te atravesarán la cabeza para otra ocasión.

Me tumbo mi cama de 90 y cierro los ojos. Llaman al teléfono de casa, suena en la habitación contigua. Lo cojo, una autómata me dice que es el amor, que amenaza con volvernos locos. Sé que al otro lado de la línea estás tú, que sólo quieres arder, atravesarte la cabeza con tornillos o pasarte la tarde entera viendo concursos. Los dos decimos hola a la vez.

Hola, a la vez.

Los dos.

¡Hola!

Y ya.

Anuncios

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Prosa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Nos estamos comiendo a Dizzespie y Zigdust a base de tragar vino [nuevas asquerosidades, antiguas mierdas]

    • Alía Mateu dijo:

      Al final me reengancho a este cabroncete… aunque como lo haga empezaré a escribir entradas rollo madreselva, el tiempo perdido, y nainoninonero.

      Por cierto, esta canción es de Joan Baptista Humet, y la versión original tiene un ritmo más cachondo. El Ismael es un cantapenas de cuidao. Pero es adorable.

  1. MRMIRACLE dijo:

    Yo tuve mi época Ismael Serrano, que duró poco. Algunas letras (no todas) del señor Serrano, me retrotraen a la adolescencia, cuando el profesor de literatura nos mandaba, como ejercicio, escribir un poema, y mis amigos y yo recurríamos a libros de poesía y cogíamos un poco de aquí, otro poquito de allá… El resultado era un poema-monstruo-frankenstein, algo cursi y manido. Durante un tiempo tonteé con Javier Alvarez, ese eterno niño rebelde, tímido y desconfiado. Luego Rosana me cautivó con su desparpajo y vitalismo. Y Pedro Guerra me emocionó con su poesía y ese romanticismo desvalido de adolescente solitario e inseguro.
    Al final siempre acabo “abriéndole el culo” a Joaquinito. No lo puedo remediar, es superior a mis fuerzas. Me puede ese viejo Peter Pan, descreído, irónico y cascarrabias, que se ríe de sí mismo, de la SGAE, de su padre y su madre y de todo lo que le rodea, con total impunidad, pues tiene “patente de corso”. Patente que ha conseguido demostrando que muy pocos tienen la capacidad de escribir como él lo hace. Con Sabina he reído y he llorado. ¿Qué más se puede pedir?
    Algún día, espero ser capaz de hacerme el harakiri, desperdigar mis vísceras sobre la mesa, hacer un puzzle con ellas, y después devolverlas a su interior, como hace Sabina, sin perecer en el intento.
    ¡Saludos niña!

  2. Rocket dijo:

    Pues sí que son poéticos los comentarios, sí.

    Yo solo quería aportar, en mi humildad, que le sugiero que no se masturbe usted tanto, ¿no le han dicho a usted nunca que los niños que se tocan se quedan ciegos?

    Claro que ahora que lo pienso, la advertencia es para los niños, no para las niñas, pero… ¿y las niñas?

    Naaaaaa, las niñas no se masturban, pero… ¿y entonces usted?

    Joder, qué difícil es esto de hacerse mayor, yo llevo 41 palos intentándolo pero se me da fatal.

    Haga usted lo que le venga en gana, al final será lo mejor y el seguro médico cubre el oftalmólogo.

    Saludos,
    Rocket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s