Universo urbano individual mano palabra portal

Sus ojos atrapan y concentran toda la ciudad. Si te asomas puedes ver el tráfico de la A-6 dando vueltas alrededor de su iris, un tipo metiéndose una raya sobre el culo de otro tipo, un vagabundo tocando la guitarra, el sol poniéndose una y otra vez, puertas que se abren y cierran, griterío, perros tirando de sus dueños, el metro haciendo parada en sus pestañas, litros de alcohol, sangre, orina, saliva y refresco, narrativa y poesía dentro de libros de segunda mano, sexo, caminantes estresados, sexos, farolas, adoquines, vendedores ambulantes con diademas de luces parpadeantes, extranjeros sin rumbo y madrileños a lo suyo, manos alzadas, entrelazadas, separadas, el humo de los cigarros, los petas, las cucharas y los papeles de plata, blanco-marrón y luego gris.

Su boca es un milagro por el que me cuelo sin compasión, y sabe dulce como la fiebre. Atenta mi corazón de salvamuerte.

A veces los dos nos reventamos sin hablar, el paraguas se da la vuelta y nos descuartizamos con elegancia. Te voy a reventar los tímpanos gritando lo que nunca dije.
Me voy a llenar las manos de cuerpo. Los pies de tu vida. El cerebro de balas.

Me gusta porque la Gran Vía se le sale por la boca cuando habla.

Anuncios

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Prosa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Universo urbano individual mano palabra portal

  1. Rak dijo:

    Supongo que leerte es como ir de lsd.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s