Alrededor del cuerpo a cuerpo.

 “(…) puede ocurrir que alcance sin manos tu cintura”
Julio Cortázar, Tala.

Caen los zapatos, los calcetines. El cabello se deshace de coleteros y al sentirse libre hace cosquillas a todo lo que toca. El aire expulsado por las fosas nasales hace temblar una camisa que poco a poco se desabotona y va a parar al suelo. Se contrae la goma de la ropa interior.
Una mano estira y encoge los dedos, golpea el aire. La otra está escondida bajo unas costillas, rozando un cinturón o unos calcetines. El vello de los brazos se levanta y vuelve a dormirse. Rebota el sonido contra los libros y la pared, se guarece entre los flecos de la alfombra. La sombra de un gato pasea por la espalda del que arriba agarra las caderas y como de un jarro bebe hasta la última gota. Los pelos se peinan hacia atrás sobre las sábanas, se arruga la almohada. Los dedos gordo e índice de un pie juegan a rozarse. El colchón se hunde y vuelve a su forma natural. Los músculos tensos agarran otros músculos. La columna vertebral se arquea. Nace el sudor en la espalda y la frente, la lengua pasa por encima y lo remueve. Ríos de saliva bajan rápido por los muslos. Las articulaciones bullen y crepitan. Los cigarros se consumen en el cenicero. No se sabe bien si va antes el pie o la huella. A lo lejos un segundero marca ese ritmo que no entiende de uñas sobre espaldas.
El corazón bombea cada vez más rápido. Los brazos aprietan el tronco del otro. Las mandíbulas crujen de tanto abrirse, los colmillos enganchan una clavícula o el lóbulo de una oreja. Golpean los tobillos contra las patas de algún mueble. El ceño fruncido, la cabeza hacia atrás.

El fondo de los gemidos suena a pregunta y nos recuerda que de no haber orgasmo tampoco habría final.

Para llegar a esa insistencia extraña con que nos miramos y a ti te brillan los ojos
(ese fulgor de próximo asesinato o carcajada).

Acerca de Alía Mateu

I'm the stranger.
Esta entrada fue publicada en Prosa y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Alrededor del cuerpo a cuerpo.

  1. CamisetaDeTheCure dijo:

    Joder, es genial en general, pero lo de la pregunta y el orgasmo es como sublime.
    Molas, hamija. *Besitos en la frente*

    • Alía Mateu dijo:

      Para Kant los orgasmos también son nouménicos. El sexo en sí. También la tortilla de patata.

      *te mojo el escritorio con un tubo de cerveza* *reímos* *suena Friday I’m in love* *bailamos como Uma Thurman a punto de tener una sobredosis*

      pd. cuando sepas lo de Séneca me avisas. Mi madre se ha enterado de la ayuda Kantiana y tiene pensado darte de comer cuando vengas. “Ay, pues si viene habrá que darle unas croquetitas o algo”.

  2. Marinus dijo:

    ay ay, tus textos, amorinfinito

  3. Mar Ácido dijo:

    Llegados aquí, qué decir. Que no haya final.

  4. Núria dijo:

    main sur le coeur… que haya muchos finales así.
    Estoy de vuelta, en breve nos ponemos al día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s